Te encuentras en Nordés, apartamento que debe su nombre al viento que entra con frescura desde el Atlántico para avisar a los gallegos de la llegada del buen tiempo y traer buenas vibraciones.